#60 – ¡Hosanna!

#60 – ¡Hosanna!

Mar 25

¡Hosanna! ¡Hosanna! ¡Hosanna!
En cielo y tierra,
es del Señor la gloria y potestad,
y nos circunda con su amor
a excelsa Trinidad.
Alzad, pues, himnos de loor,
que es grato al sumo Bien,
y a Dios rindamos todo honor
ahora y siempre, amén.
¡A Dios rindamos todo honor,
todo honor, todo honor!
¡A Dios rindamos todo honor,
ahora y siempre!
Amen.

#59 – Jehová en el alto cielo

#59 – Jehová en el alto cielo

Mar 25

Jehová en el alto cielo,
Jehová en esta tierra,
Jehová en su santo templo
es digno de alabanza.
Venid y adoradle,
y dadle todo honor.
Silencio ante el Señor.
Silencio ante el Señor.
Amén.

#58 – Jehová te bendiga

#58 – Jehová te bendiga

Mar 25

Jehová te bendiga,
te guarde y brille sobre ti su faz,
y te dé paz, y te dé paz;
te dé su gracia y su misericordia,
y alce a ti, y alce a ti su rostro;
ponga en ti gracia, y en ti haya paz.
Amén.

#57 – Jehová está en el Santo Monte

#57 – Jehová está en el Santo Monte

Mar 25

Jehová está en su santo templo,
Jehová está en su santo templo;
seamos reverentes,
seamos reverentes
ante el Señor.
¡Silencio!, ¡silencio!,
ante el Señor. 
Amén.

#56 – Gloria sea al Padre

#56 – Gloria sea al Padre

Mar 25

Gloria sea al Padre
y al Hijo Dios
y al Santo Espíritu.
Como eran al principio,
son hoy y serán por siempre.
¡Gloria sin fin! Amén, amén.

#55 – A Dios, el Padre celestial

#55 – A Dios, el Padre celestial

Mar 25

A Dios, el Padre celestial;
al Hijo, nuestro Redentor;
al eterno Consolador,
unidos, todos alabad.
Amén.

#54 – Gloria demos al padre

#54 – Gloria demos al padre

Mar 25

Gloria demos al Padre,
al Hijo y al Santo Espíritu.
Como eran al principio,
son hoy y habrán de ser
eternamente. 
Amén.

#53 – Padre reunidos

#53 – Padre reunidos

Mar 25

1. 
Padre, reunidos todos aquí
te damos gracias por tu bondad,
por tu cuidado paternal,
por la abundante luz matinal.

2. 
Haz que gozosos estemos hoy;
que trabajemos llenos de afán;
préstanos, Padre, tu protección;
a todos danos tu bendición.

#52 – ¡Oh Dios, que oyes cada oración!

#52 – ¡Oh Dios, que oyes cada oración!

Mar 25

¡Oh, Dios, que oyes cada oración,
escucha nuestra humilde petición!
Tú, que eres vida, gozo y solaz;
danos tu gracia y tu dulce paz.
Amén.

#51 – Despídenos con tu bendición

#51 – Despídenos con tu bendición

Mar 25


Despídenos con tu bendición
al retirarnos de este lugar;
que la merced de la reunión
en nuestras almas pueda quedar.
Amén.

#50 – Óyeme, Jesús divino

#50 – Óyeme, Jesús divino

Mar 25

1. 
En el curso de este día
nos cercó tu dulce amor;
tu poder nos protegía,
y con cantos de loor
te adoramos, te adoramos,
¡oh divino Redentor!

2. 
Danos plácido reposo.
Este ruego ven a oír:
Cuídanos, señor bondoso;
vela tú nuestro dormir;
de peligro y asechanzas
tú nos puedes hoy cubrir.

#49 – En el curso de este día

#49 – En el curso de este día

Mar 25

1. 
En el curso de este día
nos cercó tu dulce amor;
tu poder nos protegía,
y con cantos de loor
te adoramos, te adoramos,
¡oh divino Redentor!

2. 
Danos plácido reposo.
Este ruego ven a oír:
Cuídanos, señor bondoso;
vela tú nuestro dormir;
de peligro y asechanzas
tú nos puedes hoy cubrir.

#48 – Señor Jesús, el día ya se fue

#48 – Señor Jesús, el día ya se fue

Mar 25

1. 
Señor Jesús, el día ya se fue;
la noche cierra, oh, conmigo sé;
al desvalido, por tu compasión
dale tu amparo y consolación.

2. 
Veloz el día nuestro huyendo va,
su gloria, sus ensueños pasan ya;
mudanza y muerte veo en redor;
no mudas tú: conmigo sé, Señor.

3. 
Tu gracia en todo el día he menester.
¿Quién otro puede al tentador vencer?
¿Qué otro amante guía encontraré?
En sombra o sol, Señor, conmigo sé.

4. 
Que vea al fin en mi postrer visión
de luz la senda que me lleve a Sión,
do alegre cantaré al triunfar la fe:
”Jesús conmigo en vida y muerte fue”.

#47 – Nuestro sol se pone ya

#47 – Nuestro sol se pone ya

Mar 25

1. 
Nuestro sol se pone ya,
todo en calma quedará;
la plegaria levantad
que bendiga la bondad
de nuestro Dios.

Coro
¡Santo, santo, santo, Señor Jehová!
Cielo y tierra de tu amor
llenos hoy están, Señor,
¡loor a ti!

2. 
¡Oh Señor!, tu protección
dale ahora al corazón;
dale aquella dulce paz
que a los tuyos siempre das
con plenitud.

3. 
¡Oh Señor!, que al descansar
pueda en ti seguro estar,
y mañana, mi deber
pueda alegre y fiel hacer
en tu loor.