#50 – Óyeme, Jesús divino

#50 – Óyeme, Jesús divino

Mar 25

1. 
En el curso de este día
nos cercó tu dulce amor;
tu poder nos protegía,
y con cantos de loor
te adoramos, te adoramos,
¡oh divino Redentor!

2. 
Danos plácido reposo.
Este ruego ven a oír:
Cuídanos, señor bondoso;
vela tú nuestro dormir;
de peligro y asechanzas
tú nos puedes hoy cubrir.

#49 – En el curso de este día

#49 – En el curso de este día

Mar 25

1. 
En el curso de este día
nos cercó tu dulce amor;
tu poder nos protegía,
y con cantos de loor
te adoramos, te adoramos,
¡oh divino Redentor!

2. 
Danos plácido reposo.
Este ruego ven a oír:
Cuídanos, señor bondoso;
vela tú nuestro dormir;
de peligro y asechanzas
tú nos puedes hoy cubrir.

#48 – Señor Jesús, el día ya se fue

#48 – Señor Jesús, el día ya se fue

Mar 25

1. 
Señor Jesús, el día ya se fue;
la noche cierra, oh, conmigo sé;
al desvalido, por tu compasión
dale tu amparo y consolación.

2. 
Veloz el día nuestro huyendo va,
su gloria, sus ensueños pasan ya;
mudanza y muerte veo en redor;
no mudas tú: conmigo sé, Señor.

3. 
Tu gracia en todo el día he menester.
¿Quién otro puede al tentador vencer?
¿Qué otro amante guía encontraré?
En sombra o sol, Señor, conmigo sé.

4. 
Que vea al fin en mi postrer visión
de luz la senda que me lleve a Sión,
do alegre cantaré al triunfar la fe:
”Jesús conmigo en vida y muerte fue”.

#47 – Nuestro sol se pone ya

#47 – Nuestro sol se pone ya

Mar 25

1. 
Nuestro sol se pone ya,
todo en calma quedará;
la plegaria levantad
que bendiga la bondad
de nuestro Dios.

Coro
¡Santo, santo, santo, Señor Jehová!
Cielo y tierra de tu amor
llenos hoy están, Señor,
¡loor a ti!

2. 
¡Oh Señor!, tu protección
dale ahora al corazón;
dale aquella dulce paz
que a los tuyos siempre das
con plenitud.

3. 
¡Oh Señor!, que al descansar
pueda en ti seguro estar,
y mañana, mi deber
pueda alegre y fiel hacer
en tu loor.

#46 – Guárdanos, oh Cristo

#46 – Guárdanos, oh Cristo

Mar 25

1. 
Guárdanos, oh Cristo,
al anochecer
con tu dulce calma
hasta amanecer.

2. 
Brisas agradables
vienen sobre nos
cual amor sublime,
desde nuestro Dios.

3. 
Vienen las tinieblas,
viene oscuridad,
mas hay luz perfecta
en tu claridad.

#45 – Baja el sol

#45 – Baja el sol

Mar 25

1. 
Baja el sol tras las montañas,
y la tarde ya llegó;
calma y quieta cae la noche;
otro día terminó;
ya se fue con sus problemas,
viene otro anochecer;
mas cercano está el día
cuando a Cristo he de ver. 


Coro
Más cerca estoy,
más cerca estoy de mi hogar,
mi hogar celestial;
más cerca del Edén
adonde muy pronto iré,
donde el gozo es eternal.

2. 
Muy cansado el peregrino
ve el fin del día llegar,
porque del trabajo arduo
otra vez va a descansar.
Tal la vida en este mundo,
que me toca afrontar,
y las sombras de la noche
sé que pronto he de probar.

3. 
Otro día en el viaje
a mi hogar, el celestial;
ya más cerca está el río
claro como el cristal;
ya el cielo se aclara,
puedo ver su áurea luz;
cada día más me acerco
a la patria de Jesús.

# 44 – Cristo, ya la noche cierra

# 44 – Cristo, ya la noche cierra

Mar 25

1. 
Cristo, ya la noche cierra;
al turbado da solaz;
nuestro error te confesamos;
da reposo, calma y paz.

2. 
Cuando el enemigo asalte
y ande en torno destrucción,
que tus ángeles, oh Padre,
den amparo y protección.

3. 
Aunque lóbrega la noche,
siempre vernos tú podrás
vigilante, sin cansarte,
a tu pueblo guardarás.

4. 
Si la muerte nos alcanza
en el lecho nuestro aquí,
que Jesús en su gran día
nos despierte en gloria allí.

#43 – Oh Dios, si he ofendido un corazón

#43 – Oh Dios, si he ofendido un corazón

Mar 25

1. Oh Dios, si he ofendido un corazón,
si he sido causa de su perdición,
si hoy he andado yo sin discreción
te imploro perdón.

2. Si he proferido voces de maldad,
faltando en demostrar la caridad,
oh santo Dios, buscándote en verdad
te imploro perdón.

3. Si he sido perezoso en trabajar,
o si he deseado yo contigo estar
en vez de hacer tu celestial mandar,
te imploro perdón.

4. Tú, del contrito, fiel perdonador,
que atiendes al clamor del pecador,
dame perdón y guárdame en tu amor,
por Cristo. Amén.

#42 – Condúceme, Maestro

#42 – Condúceme, Maestro

Mar 25

1. 
Condúceme, Maestro, por tu bondad,
y así jamás me falte seguridad;
no puedo un solo paso sin ti andar;
oh, mi Jesús, sé siempre mi Luminar.

2. 
En tu amor envuelve mi corazón,
y dale paz y calma en la aflicción;
que halle en ti reposo allá en la cruz,
que siempre me halle cerca de ti,
Jesús.

3. 
Y cuando fuerte azote la tempestad,
y al alma desanime la adversidad,
condúceme, Maestro, por tu bondad,
y así jamás me falte seguridad.

#41 – Las Faenas terminadas

#41 – Las Faenas terminadas

Mar 25

1. 
Las faenas terminadas,
con el nocturnal telón
que de los celestes atrios
ya desciende en bendición,
viene el sábado glorioso,
de lo alto el rico don.

2. 
Depongamos toda carga,
toda cuita, todo afán;
y pidamos ante el Padre,
do sus hijos hoy están,
en el sábado glorioso,
el divino y vivo pan.

3. 
Padre, tu favor concede;
por la noche guárdanos;
que sintamos tu presencia;
con la luz despiértanos
en el sábado bendito,
tu preciado día, oh Dios.

#40 – Dulce es la canción

#40 – Dulce es la canción

Mar 25

1. 
Dulce es la canción
de la hora matinal:
alivia cargas y aflicción;
me trae paz divinal.

2. 
Como la bella flor
busca del sol la luz,
mi alma así con gran ardor
te busca, oh buen Jesús.

3. 
Horas de luz me son
dadas, Señor, a mi,
y es mi sincera aspiración
usarlas para ti.

4. 
Esta mañana, oh Dios,
oye mi petición:
elevo a ti, Señor, mi voz
en matinal canción.

#39 – Del alba al despertar

#39 – Del alba al despertar

Mar 25

1. Del alba al despuntar,
oh alma, al despertar
bendice al buen Jesús.
Y luego al arrostrar
el arduo batallar
bendice al buen Jesús.

2. 
Oh alma, en dulce paz,
en plácido solaz
bendice al buen Jesús.
Y en tiempo de aflicción,
en ruda tentación
bendice al buen Jesús.

3. 
Marchando de él en pos
hacia el Edén de Dios
bendigo al buen Jesús.
En la eternal mansión
con alma y corazón
bendeciré a Jesús.

#38 – Por la Mañana

#38 – Por la Mañana

Mar 25

1. 
Por la mañana, ¡oh Señor!,
elevo a ti mi voz;
a tu buen nombre doy loor
con gratitud, mi Dios.

2. 
El sol brillante ya salió,
camino en su luz;
del Salvador es símbolo,
del magno Rey, Jesús.

3. 
Los cielos cuentan al que cree
la gloria del Señor;
la llama avivan de la fe
y alientan el amor.

4. 
En la mañana eterna, pues,
contigo cuando esté,
yo del Cordero y de Moisés
el himno entonaré.

#37 – Todos juntos tributemos

#37 – Todos juntos tributemos

Mar 25

1. 
Todos juntos tributemos
gracias al buen Salvador;
grande ha sido su paciencia
y precioso Su amor.
¡Aleluya! ¡Aleluya!
Proclamemos su loor.

2. 
Nuestro Rey divino, eterno,
nos rodea con favor;
fortalece a los cansados
y perdona al pecador.
¡Aleluya! ¡Aleluya!
Proclamemos su loor.

3. 
Mantengamos la confianza
en el santo Redentor;
y en la gloria, redimidos,
cantaremos su amor.
¡Aleluya! ¡Aleluya!
Proclamemos su loor.